El Testimonio

Los que han estado en la iglesia por algún tiempo saben de la importancia de “guardar nuestro testimonio.” Esto es muy cierto, el músico o salmista en la iglesia es un líder con mucha influencia. Necesita cuidar su forma de andar y vivir por amor a los que lo observan e imitan. El músico/salmista se le ha dado una plataforma para discipular a mucha gente en algún sentido. Aunque no es un discipulado real en el sentido que no es personal, si es una especia de discipulado. Pablo escribió; “sed imitadores de mí, así como yo de Cristo” (1 Cor 11:1). Especialmente la juventud encuentra modelos entre los músicos/salmistas. Les dejo con un pedacito de una predica por Xavier Gomes Rubio encontrado en el libro “Que Hacemos Con Estos Músicos” escrito por Marcos Witt.

“Si siempre estas preocupado por qué clase de testimonio vas a dar a la gente, es porque andas mal. Si siempre tienes que recordarte que eres cristiano, y que no puedes o no debes hacer esto o aquello, entonces no has establecido ciertas bases bíblicas en tu vida, y por eso te ‘preocupas’ por tu testimonio.”

¿Qué piensan sobre “guardar tu testimonio?”

¿Qué crees que quiere decir Rubio con su declaración acerca de “preocuparnos por el testimonio?”

¿Qué es un buen testimonio para ti?